etiquetado 1

Etiquetado obligatorio en los neumáticos

En el 2012 se implantó la etiqueta de eficiencia en los neumáticos de fácil lectura ya que es muy semejante a los electrodomésticos que nos informa de la eficacia en consumo que está representado en un icono de gasolinera, la eficacia en suelo mojado y el ruido en exterior de la rodadura de la cubierta, esta etiqueta se certifica en un laboratorio oficial y no cada fabricante como se hacía anteriormente. En la eficacia energética de una letra a otra se puede ahorrar medio litro a los 100 km. En la seguridad de neumático en carretera mojada se mide por ejemplo un vehículo utilitario de llevar unas ruedas Clasificación A a una G son 18 metros de frenada, y en
caso de aquaplaning es incontrolable. Los decibelios son los emitidos por los neumáticos montados y probados en exterior.

A partir de noviembre del 2018 se han dejado de fabricar neumáticos de eficiencia F, en resistencia de rodadura, ya que se ha demostrado que a mayor resistencia a la rodadura, mayor gasto de combustible, a la par de mayor contaminación, también son los que más ruido hacen. Tener unos neumáticos de esta eficiencia es un gasto de un 20% mayor, y cambiarlos por unos de eficiencia superior se nota inmediatamente en el ahorro en carburante y en contaminación del aire, que deberíamos de empezar a cuidar hasta el mínimo detalle en saturación de las emisiones del CO2 y mantener saludable el medioambiente.

Esta medida no afecta a quien lleve montado estas cubiertas en el vehículo, siempre que estén en buen estado, la ITV será válida. Pero a pesar de que se dejen de fabricar ya, se seguirán vendiendo 30 meses más, habrá que leer bien las etiquetas de los nuevos neumáticos que vayamos a montar en nuestros vehículos, porque
invirtiendo en las 4 ruedas vamos a ahorrar en combustible, y en emisiones contaminantes.

etiquetado 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *